Single Blog

Educación holística: 4 claves elementales si tienes niños a tu cuidado

Bienvenid@: si eres padre, madre, docente o adulto cuidador inquieto por ir más allá de lo que se presenta en el día a día con los niños, este post te va a encantar.

Tal vez hayas visto en numerosas ocasiones a tus hijos o estudiantes desconcentrados, haciendo de todo menos escuchándote. En este post te comparto 4 puntos a tener en cuenta para mejorar esos momentos que consumen tu energía; situaciones en las que he intervenido como docente y terapeuta observando cambios muy positivos en niños, sus familias y escuelas.


¿Qué te recomiendo revisar si tienes niños a tu cuidado?

Proyecto y sentido 

Dentro de proyecto y sentido se encuentran las vivencias de padre y madre 9 meses antes de la concepción, durante la concepción, gestación y nacimiento. Por ejemplo, si una madre durante el embarazo estuvo frustrada y consideró al bebé como un problema a raiz del abandono de su pareja,  el niño desde el vientre podría asumir tal ejono como propio y considerarse a sí mismo como un problema, manifestando complicaciones en la escuela.

Recomendación: Observa sus comportamientos en casa y colegio y evita juzgar; si ves que tiene actitudes poco sanas, toma nota de los momentos en que detona y luego pregunta a sus padres cómo fue la historia desde los 9 meses antes de concepción hasta nacimiento – hay familias con apertura; podrías iniciar con ellas en caso que no seas el padre o madre-.

Cuando detectas este tipo de información le aportas conciencia al niño, la familia y a ti, generando una gran expansión a nivel global: ¿o no te encantaría que hubiera cada vez menos niños medicados y más familias concientes? Si detectas algo y te interesa un post de cómo ayudarte en casa para resolverlo, comenta y así lo tendré en cuenta para compartirlo contigo.

Revisa si la fecha de nacimiento coincide con el fallecimiento de algún familiar

Revisa si la fecha de nacimiento del niño coincide con el fallecimiento de algún familiar; esto incluye los abortos ocurridos antes de su nacimiento pues podría indicar que él no está viviendo su propia vida, sino que a nivel inconsiente tiene la información del difunto, generando malestar, ansiedad, desespero, entre otros.

En estos casos le debes informar al inconsciente del niño que tiene permiso de ser él. Para esto cuando esté dormido le puedes susurrar al oído: “tienes permiso de ser tu mismo. Te libero de la necesidad de ser como (la persona que reemplaza a nivel inconsiente)”  Repites por varios días seguidos hasta que empiezas a notar la mejora. Si no observas cambios tal vez es porque tiene información muy anclada y sea necesario un proceso terapéutico.

Nombres

Date cuenta si el niño comparte su nombre con padres, abuelos, o incluso si  ha sido nombrado para que fuera como X personaje famoso o incluso santo, pues esto podría estar interviniendo inconscientemente en su vida.  En estos casos se realiza el proceso para informarle que tiene permiso de ser él -como en el punto anterior-, en esta medida se les libera de la carga que traen de ser como  “papá” o como “abuelo” etc.

Situaciones conflictivas vividas durante sus primeros 7 años de vida

Revisa lo sucedido en los primeros 7 años de vida. Si hubo eventos dramáticos podrían estar detonando comportamientos dañinos y al reprogramarlos tienes la solución.  Estoy segura que has observado cómo cambian los niños frente a separaciones, violencia intrafamiliar, pérdidas económicas grandes y repentinas. Esas son S.O.S que desde el inconsciente el pequeño grita. Por este motivo, te sugiero hacer una revisión de lo que podría estar afectando para acompañarlo de manera sana y amorosa.



Emociones

Hay ocasiones en las que los docentes o padres se irritan con los niños sin comprender el por qué. Aquí te dejo una breve explicación que tiene mucho tema por cortar pero que te puede servir bastante para aclarar.

Supongamos que sientes cierto rechazo o molestia hacia un niño sin saber por qué, pero al reflexionar (meditar, asistir a terapia)  te das cuenta que su forma de caminar, hablar o incluso llorar te recuerda a alguien que te maltrataba en tu niñez. Esto es una proyección y estás poniendo en él lo que no has resuelto en ti. Hay muchas formas de proyectar experiencias no sanadas y es de suma importancia hacerlo si tienes niños a cargo.

Las proyecciones inconscientes son (de manera simple y poco profunda) cuando atribuimos a otros, nuestros defectos o virtudes. En esta medida,  proyectarías en el niño angustia, enojo, impaciencia, entre cientos de posibilidades que se transforman en expresiones como: no me escucha, no obedece, no respeta. Debido a esto es de suma importancia que si eres padre de familia, docente o cuidador de niños te tomes el tiempo de sanar esos asuntos que tienes pendientes a nivel inconsciente, de esa forma aportas al desempeño emocional, intelectual, físico y espiritual del menor, y el tuyo… y de paso del mundo.

Separa un rango de tiempo y un lugar cómodo para que comprendas y proceses tus emociones. Puede ser en un receso en la escuela, si eres docente, o un rato en la casa. No es sano que te acumules día a día con todo lo que te molesta de aquellos comportamientos. Este post te ayudaría bastante a comprender y sanar el origen de tu molestia. Haciendo esto notarás cómo disminuye significativamente las verbalizaciones fuertes hacia los pequeños y las emociones dañinas.

Esto es todo por ahora. Debajo encuentras un post que te recomiendo en caso que desees sanar un aspecto específico.

Eres bienvenido a dejar tus comentarios: me gustaría saber si actualmente estás viviendo alguna situación parecida con un pequeño o si ya superaste una, cuéntanos: entre todos nos ayudamos.

Recuerda, que el amor sea lo único que inspire tus actos (Chamalú) y que los momentos de stress en el hogar y el aula sean trascendidos por la presencia.

Recomendados:

Cómo sanar una situación desde la raíz: del presente al pasado

Comments (0)

Post a Comment

Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial
YouTube
Instagram