Sobre mí

Karen Camargo

Licenciada en humanidades, lengua castellana e idioma extranjero (inglés), Bioreprogramadora y terapeuta energética.

(Bachelor of Arts in Elementary Education, with a concentration in Teaching Humanities, Spanish and English as a Second Language)

Bienvenido y gracias por estar en este espacio donde la educación es vista como un todo más que simple input de información.

Mi nombre es Karen y me formé como docente en humanidades, inglés y lengua castellana, profesión que he ejercido por los últimos 11 años en los que he enseñado a niños y adultos.

Cuando llevaba 5 años enseñando sentí la fuerte necesidad de acompañar procesos de sanación desde una visión holística, envolviendo la respiración holotrópica, la BIOreprogramación y la sanación energética debido a mi alta sensibilidad para percibir.

Durante el camino he ido descubriendo y unificando facultades sensitivas que me han permitido conectar con las otras personas para ver lo que comúnmente nuestros ojos no perciben en el día a día, de esta manera llevo la educación y las terapias a un nivel más profundo donde se aprende y se ayuda a sanar lo que ocurre a nivel físico, mental, emocional y espiritual.

La enfermedad es el esfuerzo de la naturaleza por curar al hombre

Carl Jung

Experiencia

En mi llegada a Estados Unidos tuve la oportunidad compartir con niños, darme cuenta y aceptar la facilidad con la que conecto con su inconsciente: esto es, lo que ocurre en ellos y no sabemos que esta ahí.  Es por esto que al sentir muchas veces lo que ocurre en ellos, se despertó un gran llamado en mí para acompañarles en procesos de aprendizaje y psicoterapéuticos; de esta manera llego a sentir lo que ocurre en cada pequeño sin que lo manifiesten de manera verbal. Así, puedo iniciar procesos de aprendizaje y mejora en diferentes ámbitos ayudándole al niño a soltar toda esa carga que a nivel mental o emocional le impide desempeñarse sanamente en su entorno. Es para mí una labor que en cada momento realizo con amor y conciencia. Cada clase y terapia con un niño es un regalo que me llena de gratitud, lo cual me genera certeza de la efectividad en cada sesión.